CISTOTOMÍA EN PERRO PARA LA EXTRACCIÓN DE UN CÁLCULO DE 6 CM:

Radiografía de abdomen

Se presenta perro macho de raza Schnauzer de 8 años de edad en la Clínica Veterinaria Soraya Sebastián (El Molar).

Desde hace un año el animal presenta orina rojiza asociada a cistitis diagnosticada en otra clínica. El animal acude al centro para una segunda opinión y se descubre a la palpación una masa dura en la zona de proyección de la vejiga. Se realiza radiografía de abdomen y se evidencia cálculo que ocupa toda la luz de la vejiga. Así mismo en la palpación rectal se evidencia un aumento del tamaño prostático. En ese momento contactan con el servicio de cirugía para realizar la cistotomía para extraer el cálculo así como orquidectomía.

Una vez premedicado el animal, se prepara la zona para la intervención y luego se procede a la inducción intubación y monitorización del mismo.

Se realiza orquidectomía por técnica rutinaria con electrocirugía y sellado de vasos con pinzas bipoyet.

Para la cistotomía se realiza incisión parapeneana  de 8 cm en lado derecho del animal (o en el izquierdo si se prefiere). Se intenta no dañar la arteria prepucial,  aunque si se lesiona se puede ligar. Se accede al abdomen y se exterioriza la vejiga.

 

Realizamos incisión con bisturí monopolar a 28 w en modo corte III para reducir el sangrado. Una vez que hemos incidido todas las capas extendemos la incisión con tijeras bipolares a 24 w. En este caso no existe casi sangrado de la zona. El uso de electrocirugía en la vejiga nos da una muy buena hemostasia, y no debemos temer el usarla correctamente ya que no hemos tenido en ningún caso de los intervenidos problemas en la cicatrización. 

Extracción del cálculo

A continuación extraemos el cálculo intentado no tocarlo para contaminar el mínimo posible el campo quirúrgico. Una vez extraido relizamos lavado y flushing de la vejiga para eliminar los sedimento que puedan quedar. Cambiamos el campo quirúrgico y suturamos la vejiga con un doble patrón de reinversión. En este caso usamos monosyn 2/0 de punta atraumática y un patrón continuo de cushing doble para dejar hermética la vejiga. Comprobamos estanqueidad de la vejiga introduciendo suero por la sonda urinaria con cuidado.

Lavamos la zona con suero fisiológico y cubrimos la vejiga con oomento, suturandolo a la misma, para favorecer su cicatrización.

Luego se procede a suturar la musculatura con patrón continuo y luego unos puntos de reinversión encima. Se aproxima subcutáneo y se realiza sutura intradérmica con monosyn 2/0 triangular. Se deja algún punto externo. No se deja sondado al animal.

El animal se recupera satisfactoriamente y orina correctamente en 24 h. Para el postoperatorio se administra:

Enrofloxacino 5 mg/kg/24 h 7 días.

Meloxicam 0,1 mg/kg/24 h 7 días.

Tramadol 2 mg/kg/12 h 2 días.